La copa menstrual y la maternidad: una gran unión

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Aunque durante el embarazo y el trabajo de parto no es usual que nos estemos preguntando por nuestro periodo, seguramente ha llegado el momento en el que empiezas a recuperar tu estado físico previo y te empiezas a preguntar por nuevas opciones para seguir cuidándote. Después de todo, queremos seguir estando sanas y cómodas para poder darle todo el apoyo a nuestros recién nacidos.

Junto con toda la información que has ido recogiendo y acumulando, es probable que ya hayas leído acerca de la copa menstrual y te preguntes si puedes usarla. Hoy te brindaremos toda la información que necesitas para que puedas mantenerte informada y puedas tomar la mejor decisión para ti. Algunas personas pueden pensar que no es posible utilizar la copa menstrual después de tener hijos ya que el cuerpo ha cambiado. Debes saber que esto tiene algo de cierto, sin embargo, tenemos varios datos que te ayudarán a tener una idea general de lo que sucede y lo que puedes hacer.

Por un lado, es cierto que cuando tienes un hijo, el canal vaginal se distiende y pierde firmeza (sí, tanto en parto natural como en cesárea, ya que tu cuerpo igualmente se preparó para dar a luz). Sin embargo, es posible recuperar la fuerza en las paredes vaginales; en estas primeras semanas de puerperio (postparto, coloquialmente) el cuerpo debe sanar y empezar a recuperar su distribución natural. Al cabo de 6 semanas aproximadamente podrás insertar la copa. Antes de este lapso, es recomendable no utilizar nada invasivo ni tener relaciones sexuales con penetración, ya que el cuerpo está en proceso de cicatrización.

Si después de ese tiempo, insertas la copa pero notas que tienes fugas o que queda suelta, es recomendable que consultes a tu médico para que puedas iniciar una rutina de ejercicio acorde a tu condición. El ejercicio ayuda a fortalecer el piso pélvico y a mejorar la lubricación. Así mismo, puedes utilizar la Beppy Cup, que te permite reforzar el borde de la copa para poder tener mayor firmeza y ayudar a que las paredes vaginales la sostengan sin inconveniente.

Ahora que conoces estos datos, puedes planificar el uso de la copa menstrual mientras cuidas a tu bebé. No te arrepentirás de ayudar a tener un planeta más limpio para que tu hijo lo pueda disfrutar, sintiéndote cómoda y ayudando a tu bolsillo.

Deje una respuesta

¿Ya conoces a Beppy?

Beppy es un tampón flexible que se amolda completamente a tu cuerpo. Siempre se ajusta, es respirable y no contiene sustancias tóxicas (cloruro). Beppy sin cuerda que ves y no sientes.

Entradas recientes

Síganos.

Howto

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

Nunca te enviaremos spam.

0
  • No puedes añadir «Tampón Beppy DRY x 8» al carrito porque el producto está agotado.
0
Su cesta está vacíaVolver a la tienda
    Calcular el envío
    Aplicar el cupón